Dark WebHackingRecomendacionTecnología

Navegante anónimo: 5 días de entrenamiento para entrar a la Deep Web

La Deep Web es un lugar sumamente oscuro, lleno de una gran cantidad de contenido macabro y perturbador; además, los usuarios que están dentro de la misma no son muy amigables. Por tal razón es que no cualquier persona debería intentar entrar, y por eso mismo es que los que han entrado han tenido experiencias aterradoras que hasta se han vuelto virales.

La recomendación que hacen muchos a quienes quieren navegar en la Deep Web es que tengan entrenamiento de calidad para no llevarse ninguna sorpresa al hacerlo.

Mejores buscadores para encontrar información dentro de la Deep Web

Descubre los mejores buscadores para encontrar información dentro de la Deep Web.

Una experiencia es la de un navegante anónimo, el cual estuvo preparándose durante cinco días para poder entrar y conocer todo lo que esta cara de la Internet tiene. A continuación se contará la historia de este internauta anónimo.

Día 1: Descubrimiento de la Deep Web y conocimiento de sus funciones

En el primer día de entrenamiento, nuestro internauta descubre por primera vez la existencia de la Deep Web, y se decide a aprender más de la misma. La curiosidad lo llevó a conocer y entender que a este lugar no se puede entrar como a cualquier otro sitio web, sino que es necesario utilizar Tor.

Mientras más conocía respecto al tema, este navegante anónimo no pudo hacer más que preguntarse cómo es posible que exista una parte tan macabra de los humanos como para hacer algo así. En todo ese tiempo no hace más que pensar en la frase de Friedrich Nietzsche que dice “Cuando miras largo tiempo a un abismo, el abismo también mira dentro de ti”.

Día 2: Formación en seguridad y contenido

Durante el segundo día de entrenamiento, nuestro internauta se aventura en este viaje; como no tiene la seguridad informática suficiente para evitar daños informáticos empieza a “entrenarse en el área”. De hecho, parte de sus temores es que agencias como el FBI intentaran buscarlo; para poder estar seguro al entrar allí, se pone en contacto con un policía.

entrenamiento

Al concretar una cita con este miembro de la policía, nuestro intrépido internauta no hace más que descubrir lo perturbadora que es la entrada en esta cara de la internet. En la conversación, este agente de policía le recomienda que instale los programas necesarios para poder entrar de manera segura y anónima.

Día 3: Conociendo más esta parte oscura del Internet

El tercer día, este navegante anónimo no hace más que seguir investigando y conociendo acerca del tema; después de todo, necesitaba estar preparado para lo que se pudiera encontrar allí. Se levanta muy temprano, aunque la noche anterior había estado despierto hasta tarde leyendo sobre la Deep Web en blogs y foros de internet.

Lo que es interesante es que este logra obtener una gran cantidad de información en la enorme y reconocida plataforma de Facebook.

Al escribir en el campo de búsqueda “Deep Web”, el buscador encontró una gran cantidad de resultados para este navegante. La mayoría eran de grupos cerrados a los cuales el ingresó, y se sorprendió de la gran cantidad de contenido de la Deep Web se puede encontrar allí.

Al conversar con uno de los administradores de la Deep Web, nuestro navegante pudo ver que dentro de la plataforma no va a conseguir contenido agradable. Ahora bien, este administrador también le dijo de manera muy clara al internauta que tuviera cuidado por donde navegaba para evitar los sitios en los que se pudiera meter en problemas.

Deep Web

Día 4: Primer vistazo a la Deep Web

Al haberse preparado durante tres intensivos días, este navegante puede ver todo lo que le espera dentro de la cara oculta de la internet. Sin embargo, eso no lo detiene, por lo cual prepara una computadora muy vieja que casi no utiliza, la formatea y después descarga e instala en ella el programa de Tor para poder acceder a la res profunda.

Hecho esto, cierra todas las puertas y ventanas y queda en una habitación completamente a oscuras. Luego de tener todo listo, abre el programa Tor, y luego de unos instantes preparándose el programa se abre… En ese momento supo que había entrado en la red profunda.

Aprende: Cómo crear una página web activa con dominio .onion para la Deep Web

Cómo crear una web operativa con dominio .onion portada de artículo
citeia.com

Día 5: Indagando en la Deep Web

Al navegar durante dos días por la Deep Web para completar el entrenamiento, este internauta anónimo no hizo más que encontrar información perturbadora, pero también bastante variada. Por ejemplo, acerca de temas políticos, religión y otros similares. Sin embargo, para poder navegar por todo tipo de contenido, este navegante recolectó de una Wiki algunas páginas de su interés.

Sin embargo, al finalizar su entrenamiento, esta persona ya había recorrido muchísimos sitios de la Deep Web, que iban desde mercados de drogas y servicios de hackers, pasando por ventas de armas y clonación de tarjetas de crédito, hasta llegar a sitios de pornografía infantil. Todo esto no hizo más que perturbarlo.

Al culminar su experiencia, nuestro viajero informático llegó a la conclusión de que estar en la cara oculta del internet realmente puede afectar muchísimo la humanidad y las emociones de una persona. Por ello, él mismo se dio cuenta de que la frase dicha por Nietzsche realmente es cierta.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario