importancia de la ley de watt