Tecnología

XENOBOTS: los primeros robots vivos del mundo que se curan a sí mismos

Los primeros robots vivos del mundo

Máquinas vivientes. por primera vez, se ha conseguido producir “robots vivos” partiendo de las células madre de las ranas.

Científicos informáticos estadounidenses, expertos en robótica de varias Universidades, condujeron un nuevo estudio que conllevó a crear una nueva clase de robots, una organización programable y viva llamada Xenobots (robots vivos). El grupo liderado por el Dr. Joshua Bongard ha tomado células madre de embriones de ranas africanas y las ha convertido en unas máquinas vivas novedosas, que consisten completamente en células vivas y pueden programarse para funcionar como lo deseen.

Los científicos produjeron robots móviles que son más pequeño que un milímetro de ancho (0,1 centímetros), lo aceptablemente pequeños y que podrán viajar por dentro del cuerpo humano. Podrán sobrevivir, caminar, nadar, durante muchas semanas sin comida y trabajar en equipo.

CITA de Michael Levin director del Centro de Biología Regenerativa y del Desarrollo de Tufts:

“Las células con los que hemos estado construyendo “

“nuestros xenobots y genómicamente, son ranas, es 100% ADN de la rana africana (Xenopus laevis)…pero no son ranas, él se pregunta que más cosas serán capaces de hacer estas células. Estas son nuevas máquinas vivientes. No son ni robots comunes ni animales conocidos. Esta es una nueva forma de vida hecha por el hombre: un organismo vivo y programable.”

Los robots a quien llamaron Xenobot, estarían en la capacidad de curar heridas y morir como organismos vivos en 7-10 días, como las células del corazón pueden contraerse y desenrollarse espontáneamente, funcionan como pequeños motores y empujan a los robots, éstos se usarán en áreas pequeñas para abrir arterias obstruidas, encontrar y destruir sustancias tóxicas.

Presidente de Microsoft advierte del peligro que representan los robots

Las células madre son células vivas no especializadas que poseen la suficiencia de transformarse en diferentes modelos de células. Estos científicos hicieron un raspado de células madres vivas a los embriones de rana africana y las dejaron en incubación. Luego fueron remodeladas y cortadas en específicas formas corporales, nunca vistas en la naturaleza, diseñadas por una supercomputadora.

Aunque el equipo de investigación llamó a los Xenobots “vivos”, no representaban una amenaza al enfatizar que los robots no podían evolucionar por sí mismos.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar
A %d blogueros les gusta esto: